Cuando los artistas producen su música, existe una etapa final llamada masterización la cual consiste, a grandes rasgos, en potenciar al máximo el sonido de la canción mediante distintos procesos sofisticados de audio a cargo de un ingeniero de mastering.

Este proceso se encarga de hacer que los bajos y agudos se escuchen balanceados y con definición, como también que el volumen del track sea el óptimo.

Sin embargo, Spotify ofrece una opción (encendida por defecto) que sabotea de alguna forma el trabajo meticuloso de los ingenieros encargados de hacer que la música suene increíble.

Quieres meterte en el mundo del audio y probablemente estés considerando adquirir tu primera interfaz de audio, lo cual puede ser un poco agobiante y te entiendo, todos pasamos por la misma decisión alguna vez y no sabemos por dónde empezar a buscar o qué características debe tener para que cumpla con nuestros objetivos.

Si llegaste hasta acá, es tu día de suerte, pues hemos elaborado la guía más completa para que puedas elegir informadamente y hagas una excelente compra con el presupuesto que tienes.